04-08-2021 | Latest News , Africa

El desplazamiento de dos millones de personas y el aumento de los precios causan estragos en nigeria

Para las personas que tuvieron que huir de sus hogares y perdieron sus medios de sustento a raíz del conflicto en el noreste de Nigeria, se hace muy difícil alimentar a sus familias debido a la inflación creciente. En marzo de este año, la tasa de inflación alcanzó el nivel más alto en cuatro años y se ubicó en un 18 %, según el Instituto Nacional de Estadísticas. Las personas desplazadas por el conflicto son las más vulnerables y se ven desproporcionalmente afectadas por las fluctuaciones de los precios.

"Antes, los precios de las cosas eran aceptables. Ahora todo es más caro. Y yo, que vendo mi mercancía en el campamento, sé que estas personas tuvieron que desplazarse y no puedo aplicarles estos precios; tengo que tener en cuenta su situación, explica Ali Kolomi, que junto con su familia de nueve integrantes, tuvo que desplazarse y ahora tiene una tienda de comestibles en uno de los campamentos de personas desplazadas en Maiduguri, capital del estado de Borno.

Tras una década de conflicto armado, más de dos millones de personas tuvieron que desplazarse en el noreste de Nigeria, lo que la convierte en una de las emergencias humanitarias más complejas del mundo. Al huir de sus hogares, las personas pierden sus medios de sustento, y muchas afrontan grandes dificultades para satisfacer sus necesidades básicas. 

"Además de la seguridad física, estas personas tienen dificultades para conseguir medios de sustento básicos. A las familias les es difícil encontrar trabajo, cuidar de sus seres queridos y alimentarse", explica Sarrah El Moumouhi, jefa adjunta de la subdelegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Maiduguri.

De acuerdo con estadísticas oficiales, el 40 por ciento de la población de Nigeria, es decir83 millones de personas aproximadamente, vive debajo de la línea de pobreza establecida para ese país, que corresponde a un ingreso 137 430 nairas (382 dólares) por año. El CICR entrega subvenciones microeconómicas a grupos de personas vulnerables que han perdido sus ingresos debido al conflicto armado para que puedan abrir pequeños negocios. Sin embargo, durante el último año, la inflación se disparó, y a un número cada vez mayor de personas se les dificulta mantener sus negocios a flote. 

Aisha Umar es oriunda del estado de Borno y tiene ocho hijos, a los que cría sola desde que enviudó. Vive en el campamento de Bakassi, en Maiduguri, desde hace siete años, cuando huyó con su familia luego de un ataque. En 2019, recibió una subvención económica del CICR. Antes de los cortes de electricidad que afectan a la ciudad desde hace seis meses, Aisha vendía hielo. Los cortes de electricidad generaron un aumento en los precios del hielo, y ella ya no puede costearlo. Por lo tanto, Aisha, como muchas otras personas que dependían de la electricidad para mantener sus negocios, tuvieron que encontrar otra fuente de ingresos.

"Hoy en día, para evitar gastar el dinero que me queda, compro animales pequeños para seguir invirtiendo", explica Aisha Umar. "Si compro ovejas a 30 000 o 40 0000 nairas (75 a 100 dólares), puedo venderlas a 60 000 o 70 000 nairas (145 a 170 dólares). Luego, resto el costo por alimentarlas y uso el resto del dinero para pagar la escuela de los niños".

En 2020, más de 16 000 personas recibieron dinero para inversiones en el marco de las iniciativas microeconómicas del CICR, y 173 emprendedores recibieron subvenciones a través de la alianza con la fundación Tony Elumelu para iniciar sus propios negocios.

Nota a los editores - Disponible para entrevista:

Sarrah El Moumouhi, jefa de subdelegación del CICR, Maiduguri, Nigeria

Más información:

Alyona Synenko, Nairobi, +254 716 987 265, asynenko@icrc.org

Fundado en 1863, el CICR es una organización neutral, independiente e imparcial cuyo cometido, establecido en los Convenios de Ginebra de 1949, es ayudar en todo el mundo a personas afectadas por conflictos y por violencia armada, y promover las normas que protegen a las víctimas de guerras.

DESCRIPCIÓN DE LAS IMÁGENES

Lugar: Maiduguri, Nigeria

Duración: 6.01

Formato: mp4

Camarógrafo/a: Kolawale Adewale

Derechos de autor: CICR, acceso irrestricto

Créditos en pantalla: Logotipo o CICR

00.00 -- > 00.17

Varias tomas de las calles de la ciudad.

00.17-- >00:32

Entrevista: Aisha Umar – Comerciante de ganado, campamento de personas desplazadas de Bakassi, Maiduguri.

"Si compro ovejas a 30 000 o 40 0000 nairas, puedo venderlas a 60 000 o 70 000 nairas. Resto el costo por alimentarlas y uso el resto del dinero para pagar la escuela de los niños. Para evitar gastar el dinero que me queda, compro animales pequeños para seguir invirtiendo".

00.32-- > 00.47

"Esto es lo que me ayuda a que los niños pueden seguir yendo a la escuela. No tengo parientes y nunca nadie me dio nada, ni siquiera en Ankara. Solo me ayudaba mi hermano menor, pero ya no está con nosotros”.

00.47-- >01.11

"Así es la vida, nadie me ayuda y los niños dependen de mí para su sustento, incluso si son solo 200 000 nairas. Cada vez tenía menos dinero para pagar las cuentas, la escuela, los médicos y la ropa. Cuando una de mis hijas enfermó, gasté 50 000 nairas solo en ella". 

01.11-- >02.12

Varias tomas de Aisha Umar alimentando al ganado (ovejas y gallinas).

02.12-- >02.19

Toma amplia del mercado.

02.19 --> 02.24

Toma del puesto de Ali Kolomi en el mercado.

02.24 --> 02.29

Toma de Ali Kolomi sentado en su puesto en el mercado.

02.29 --> 02.34

Toma de bolsas de cereales.

02.34 --> 03.16

Varias tomas de Ali Kolomi trabajando en su puesto en el mercado.

03.16- - >03.31

Entrevista: Ali Kolomi – Comerciante de cereales, campamento de personas desplazadas de Bakassi, Maiduguri.

"Inicialmente, me gustaba el negocio porque el producto era económico. Hoy en día, el producto aumenta constantemente y es cada vez más caro".

03.31- - >03.47

"No hay dinero, muchos se están quedando sin dinero. Hay que poner las necesidades de los otros antes que las de uno. Nadie tiene dinero y aumentaron los precios de todos los productos".

03.47- - >04.01

"Antes compraba maíz con un crédito que me daba el mercado y pagaba luego de vender el maíz".

04.01- - >04.20

"Antes el precio del producto era aceptable. Desde que aumentó, tenemos que comprar a tasas caras. Y como vendemos en el campamento, donde se han asentado personas desplazadas, no podemos aplicar el mismo precio, ya que tenemos que tener en cuenta su situación".   

04.20- - >04.33

"Si vas al mercado, te das cuenta de cuánto aumentaron los precios. Un producto que costaba quinientas nairas, hoy en día cuesta seiscientas".

04.33- - >04.45

Entrevista: Sarrah El Moumouhi, jefa de subdelegación del – CICR, Maiduguri.

"Desde hace una década, el noreste de Nigeria sufre conflictos continuos e inseguridad. Esto significa que las personas a título individual, las familias y las comunidades también sufren las consecuencias de esta situación".

04.45- - > 04.59

"Además de la seguridad física, estas personas tienen dificultades para conseguir medios de sustento básicos. A las familias les es difícil encontrar trabajo, cuidar de sus seres queridos y alimentarse".

04.59- - > 05.07

"Los grupos más vulnerables se vieron aún más afectados. Nos referimos a niños y niñas, mujeres y personas con necesidades especiales".

05.07 - -> 05.20

"Hablando con familias de todo el noreste, en lugares como Maiduguri, Monguno, Bama y Gwoza, las familias nos contaron de las dificultades que enfrentan para satisfacer sus necesidades básicas, como la atención de salud o la educación".

05.20 - - > 05.33

"Los pobladores nos han relatado cómo perdieron acceso a sus tierras de cultivo o la capacidad o recursos para cultivar sus tierras. También han perdido acceso a los mercados y a áreas de comercio".

05.33 - - > 05.54

"La estrategia del CICR consiste en seguir dialogando con las comunidades, las autoridades y otros actores comunitarios en el terreno, encontrar maneras sustentables de ayudar a las comunidades a recuperar su dignidad y sus medios de sustento".

05.54- - >06.21

Varias tomas de Sarrah El Moumouhi trabajando en su oficina.

Duration : 6m 22s
Size : 916.3 MB
On Screen Credit: ICRC or logo

More Related News