Multimedia Newsroom
Preview and download rights-free material. Caution: our footage can be triggering

28-10-2014 | Middle East

Crisis De Refugiados Sirios - Ceonferencia en Alemania

El 28 de octubre, se celebra en Berlín (Alemania) una conferencia sobre las medidas que pueden tomarse para ayudar a los países afectados por el éxodo de refugiados de Siria. Más de dos millones de personas han huido cruzando la frontera de Siria hacia los países vecinos. En particular, Turquía, Líbano, Jordania e Irak han sido los países más afectados por la ola de refugiados.

Unas 100.000 personas viven en el campamento Zaatari en Jordania. El conflicto en Siria inicia ahora su cuarto año, por lo que el campamento parece ya ser permanente. Mohamed Homsi y su familia han vivido por más de un año y medio en el campamento. Detrás de cada signo superficial de la vida cotidiana, el recuerdo del día que tuvieron que irse de Siria está se mantiene muy vívido.

“Nuestro poblado tenía 3.500 habitantes; la cuarta parte eran cristianos; el resto, musulmanes”, explica Mohamed. “Vivíamos en paz todos juntos. Pero comenzaron los bombardeos. Llegamos a recibir 60 disparos de misiles por hora. Toda la población se fue. No quedaron ni cristianos ni musulmanes.”

La familia ahora está a resguardo de la guerra, pero el campamento de Zaatari tiene sus propios peligros: polvo, viento, riesgo de que se incendien las estufas para cocinar, e incluso escorpiones y serpientes. Mohamed tiene cinco hijos, por lo que ha decidido unirse a un grupo de capacitación de primeros auxilios organizado por el CICR en respuesta a un pedido de los refugiados. Abdul Badih El Dada es el formador en primeros auxilios.

“Los primeros auxilios son para todos”, dice. “Cualquiera puede venir aquí… Los primeros auxilios que prestamos son prácticos; no hay vídeos ni conferencias; enseñamos cuestiones prácticas.”

En las clases se brinda capacitación sobre cómo tratar quemaduras, detener hemorragias y técnicas  de resucitación. Hombres y mujeres asisten juntos: para muchos, las clases no solo son útiles, sino que también les ofrecen un momento de relajarse un poco.

Mohamed se ha graduado y ahora es formador: lo más importante de todo es que ha aprendido cómo cuidar de su padre anciano, que huyó de Siria con ellos. En ese entorno tan complicado, es esencial saber practicar primeros auxilios, pero Mohamed, al igual que todos los refugiados, sigue anhelando regresar a su hogar.

“Extraño el verde de Siria; teníamos un jardín con árboles frutales”, recuerda. “Una higuera… Los árboles eran muy importantes para nosotros. Todos cuidábamos del jardín al regresar a casa; incluso nos levantábamos a la noche para regar. Extrañamos eso.”

Para algunos refugiados, el deseo de regresar a su hogar es tan intenso que a veces pesa más que los peligros. En el poblado del Mafraq, el 60% de la población actual está compuesto por refugiados sirios. La mayoría no puede trabajar, y algunos, como Maisa, están pensando en regresar a su lugar de origen, aunque la guerra continúe.

“Estamos tratando de encontrar soluciones”, explica. “Pero no lo logramos. Si tuviéramos la oportunidad de trabajar y tener un ingreso, podríamos vivir aquí. Pero lamentablemente no tenemos nada.”

Maisa, con la ayuda de un curso de sensibilización sobre el peligro de las minas antipersonal financiado por el CICR, está aprendiendo aptitudes que necesitará si regresa a su hogar. Adnan Telfa es el formador.

“Habrá un problema con Siria”, dice. “Por nuestra experiencia en acción contra las minas, sabemos que hay un problema con Siria, un problema grave, y alguien tiene que hacer algo al respecto. Esto es lo que podemos hacer para los refugiados sirios.”

Este curso de capacitación beneficiará no solo a los refugiados que se encuentran en este campamento, sino también a los sirios que permanecieron en su país. Maisa y sus compañeros les transmiten la información, por teléfono y por correo electrónico.

“Nuestro objetivo es advertir a la población sobre la presencia de minas antipersonal y otros peligros”, dice. “Es un problema grave. Por ejemplo, las minas son más fáciles de detectar que otros explosivos ocultos, pero están por todos lados.”

Y el formador Adnan dice que sus estudiantes se han convertido en una suerte de familia, lo que demuestra los fuertes lazos que unen a Jordania y Siria.

“En el pasado, Siria y Jordania eran como gemelas”, dice. “Teníamos mucho en común, la cultura, el idioma, la familia. Por supuesto, no podemos ofrecerles lo que tenían en su país, pero por lo menos hacemos todo lo posible para que se sientan como en casa. Esperemos que así sea.”

La guerra se prolonga, y cada día regresan algunos refugiados. Afrontan muchos peligros e interrogantes. Nadie sabe hasta cuándo durará el conflicto. Algunos refugiados ni siquiera saben si las casas que dejaron siguen en pie. Pero, por lo menos, si toman la difícil decisión de regresar, contarán con aptitudes que les permitirán salvar su propia vida y la vida de otros.

Descripción de las imágenes

Lugar: Campamento de refugiados de Zaatari, Jordania
Duración: 05:21
Formato: HD y SV H264 MOV
Producción: Imogen Foulkes
Cámara: Séverine Vanel
Sonido: árabe e inglés
Ref. del CICR: AV214N
Fecha: 6-13 de septiembre de 2014

Derechos: CICR, acceso irrestricto

00:00   Plano amplio panorámico del campamento de refugiados de Zaatari
00:07   Plano medio del campamento desde la calle
00:12   Plano medio del mercado del campamento
00:16   Mohamed Homsi camina entre las carpas
00:21   Mohamed entra en su carpa
00:26   Un niño se lava la cara y las manos en el interior de la carpa
00:32   Mohamed toma en brazos a su hija
00:37   Plano medio de los niños mirando televisión; en el fondo, el abuelo recostado en la cama
00:42   Primer plano de niño mirando televisión

00:47   Testimonio (en árabe): Mohamed Homsi, refugiado sirio en Jordania, campamento de Zaatari, Jordania:“Nuestro poblado tenía 3.500 habitantes; la cuarta parte eran cristianos; el resto, musulmanes”, explica Mohamed. “Vivíamos en paz todos juntos. Pero comenzaron los bombardeos. Llegamos a recibir 60 disparos de misiles por hora. Toda la población se fue. No quedaron ni cristianos ni musulmanes.”

01:11   En el teléfono móvil, Mohamed muestra a su hijo fotos de su casa en Siria
01:15   Primer plano de las fotos
01:20   Plano medio al encender la estufa a gas en la carpa
01:24   Plano amplio del exterior del campamento
01:28   Plano amplio del exterior de las carpas
01:31   Plano medio de Mohamed caminando en el exterior
01:36   Plano amplio del exterior del edificio administrativo del CICR
01:40   Plano amplio del interior durante una formación en primeros auxilios
01:43   Primer plano del formador en primeros auxilios Abdul Badih El Dada y del “paciente”’

01:58   Testimonio (en árabe): Abdul Badih El Dada, formador en primeros auxilios, campamento de Zaatari, Jordania:
“Los primeros auxilios que prestamos son prácticos; en general, no hay vídeos ni conferencias; sólo enseñamos cuestiones prácticas. Cualquiera puede venir aquí porque los primeros auxilios son para todos.”

02:11   Planos del formador Abdul Badih El Dada y del “paciente”
02:17   Plano medio de mujeres observando la formación
02:21   Plano de hombres (incluido Mohamed Homsi) durante la formación
02:25   Planos de un muchacho (Hamza) y un amigo durante una práctica de resucitación cardiopulmonar
02:36   Mohamed imparte una clase con un maniquí para resucitación cardiopulmonar
02:40   Mohamed atiende a su padre anciano
02:45   Primer plano de Mohamed de perfil

02:49   Testimonio (en árabe): Mohamed Homsi, refugiado sirio en Jordania, campamento de Zaatari, Jordania:
“Extraño el verde de Siria; teníamos un jardín con árboles frutales: una higuera… Eran muy importantes para nosotros. Todos cuidábamos del jardín al regresar a casa; incluso nos levantábamos a la noche para regar. Extrañamos eso. Acá todo es árido.”

03:06   Plano amplio de los camellos en el desierto; en el fondo, el poblado
03:10   Plano amplio de la calle y la mezquita en Mafraq
03:14   Plano medio de una escena en la calle, muchachos
03:18   Escena en la calle, varias personas
03:23   Escena en la calle de una mujer mendigando
03:26   Maisa de espaldas caminando por la calle

03:30   Testimonio (en árabe): Maisa, refugiada siria en Jordania, campamento de Zaatari, Jordania:
“Estamos tratando de encontrar soluciones, pero no lo logramos. Si tuviéramos la oportunidad de trabajar y tener un ingreso, podríamos vivir aquí. Pero lamentablemente no tenemos nada.”

03:45   Planos medio y amplio de un curso de sensibilización sobre el peligro de las minas antipersonal
03:50   Maisa y otras dos personas con el formador Adnan Telfa
03:54   Afiche de diversas minas antipersonal

03:58  Testimonio (en inglés): Adnan Telfah, formador del curso de sensibilización sobre el peligro de las minas antipersonal, campamento de Zaatari, Jordania:
“Habrá un problema con Siria. Por nuestra experiencia en acción contra las minas, sabemos que hay un problema con Siria, un problema grave, y alguien tiene que hacer algo al respecto. Esto es lo que podemos hacer para los refugiados sirios.”

04:09   Plano amplio del curso de sensibilización sobre el peligro de las minas antipersonal
04:12   Los participantes en el curso muestran camisetas de sensibilización sobre el peligro de las minas antipersonal
04:20   Maisa trabaja con otros dos participantes del curso

04:25   Testimonio (en árabe): Maisa, refugiada siria en Jordania, campamento de Zaatari, Jordania:  
“Regresar no significa que no habrá ningún riesgo. La guerra ha creado graves riesgos. Nos referimos a los restos de guerra. Las minas antipersonal, por ejemplo, pueden ser más fáciles de detectar que otros explosivos ocultos, pero están por todas partes.”

04:45   Planos medio y amplio de Adnan con un grupo de participantes en el curso
04:49   Primer plano de los participantes en el curso
04:53   Primer plano de una persona haciendo un diagrama para sensibilización sobre minas antipersonal

04:57   Testimonio (en inglés): Adnan Telfa, formador del curso de sensibilización sobre el peligro de las minas antipersonal, campamento de Zaatari, Jordania:
“En el pasado, Siria y Jordania eran como gemelas. Teníamos mucho en común, la cultura, el idioma, la familia. Por supuesto, no podemos ofrecerles lo que tenían en su país, pero por lo menos hacemos todo lo posible para que se sientan como en casa. Esperemos que así sea.” 

05:26   Plano medio del desierto, cartel indicando el camino a Siria
05:30   Ruta en el desierto, pasa un autobús en dirección a Siria
05:34   Desierto visto desde el vehículo en movimiento
05:45   FIN

More Related News